Monumentos‎ > ‎

Iglesia de Santa María la Mayor

Es la Iglesia mas importante de Trujillo situada en lo alto, en la Villa, dentro de la ciudad Medieval, su visita es muy recomendada.
En su interior destacan  tres naves, toda la crucería es gótica, nos muestra distintos estilos, románico en los capiteles de la puerta sur y crucero, gótico en las naves y plateresco en el balaustre del coro. 
Son  tres las puertas de acceso al templo, la Puerta del Mediodía tiene delante  un atrio con bancos de cantería donde se celebraban los Concejos de la ciudad,  de estilo románico. Otra de las puertas, la de Poniente construida en 1550 por los hermanos Pedro y Francisco Bote, de estilo románico, con preciosos adornos y la bóveda que la corona es obra de Sancho Cabrera, maestro cantero trujillano. La última de las puertas, está tapiada pero puede verse su preciosa estructura arquitectónica.(Siglo XV-XVI).

Nueva Virgen de La Victoria

De las tres naves que tiene la Iglesia, las laterales quedan mas bajas que la central, la crucería gótica, en el crucero están dos púlpitos, uno de ellos al lado de la Epístola es un ejemplar con arquerías góticas magnífico.
En el suelo, como es corriente en los templos hay enterramientos de notables personajes como Bejaranos, Hinojosas, Cervantes, Carvajales y Pizarros... enterramientos y capillas de estas familias nobles.
Hay una gran pila bautismal, que según la leyenda el Sansón extremeño Garcia de Paredes tomó en sus manos para llevársela a su madre en el lecho de muerte, ya que ella no pudo moverse para recibir el agua bendita. Cuando murió el rey Juan II, los Reyes Católicos se encontraban en Trujillo, y en esta Iglesia de Santa María se celebraron sus funerales.



Bajada al Infierno en las tablas del retablo de Santa María.

El retablo es una obra maestra de Fernando Gallego, de estilo hispano flamenco, pintado hacia 1480 se compone de 25 tablas que representan pasajes mas importantes de la vida de la Virgen. La Pasión y la Gloria en la parte baja . Los Padres de la Iglesia y los cuatro Evangelistas en los laterales, la vida de la Virgen en la parte central. Solo este templo con la obra de Gallego merece un viaje y una visita a la ciudad.





El templo tiene dos torres, la Torre Julia (nombre dedicado a Julio César) de estilo románico, reconstruida después de los terremotos en 1521 y en 1755 se terminó de derribar y en el siglo XX se reconstruyó, en el campanario, en uno de los capiteles, el cantero apodado "el rana" talló el escudo de su equipo de fútbol el Athletic de Bilbao. 
La otra torre la Nueva,  de planta cuadrangular, ahora acoge las campanas. 
En los últimos años se han hecho trabajos de restauración sacando a la luz los antiguos colores en paredes y capillas, asi como dotaciones de cuadros y otras obras, todo gentileza de Jose María Pérez de Herrasti y Narváez. 



Foto Chuty
Comments