03 - Desposorios de San José y la Virgen

Desposorios de San José y la Virgen

    La escena se compone de tres figuras: el Mobel oficiante, revestido con el Edof, mitra bicornia, y larga barba, en el centro; y a ambos lados los desposados situados a la derecha e izquierda. La Virgen adolescente y San José en edad viril, también barbado.  
    Es un elocuente testimonio del persistente afán del artista en la ampulosidad y en la búsqueda de realismo en los rostros de los personajes. Esta calidad tan aristocrática de sus figuras la consigue en plenitud cuando sus personajes se destacan exentos. Consecuencia directa de este realismo, es la pintura de las calidades con una tactilidad que solamente es capaz de plasmar artistas de la talla de Fernando Gallego. Podremos decir que su maestría se centra en la perfección de los valores prensiles. En esta obra no le preocupa mucho el juego luminico con los complejos claroscuros, pero si los problemas espaciales. Esa frontalidad de sus imágenes, esa impresión compulsiva de unas formas que se precipitan al primer plano. se agrava con la pintura apurada de las calidades de las cosas. Es una objetividad clara que transmite la visión real con análoga plasticidad y hasta la dureza de los volúmenes acentuada con los duros plegados de las vestiduras de los personajes. 
    En esta obra hemos de destacar la concentración compositiva. Las figuras que asisten a los Desposorios están ordenados con gran jerarquía. Hay en esta composición una arquitectónica armonía, con las figuras en equilibrada justeza, dando una impresión de severa belleza. Este esquema tan geométrico se apoya en unos paños suntuosos, de los mas pesados brocados, en una mitra recargada de pedrería, y en una abundancia de tonos fuertes. En los rostros hay un modelado conciso. La mayor influencia flamenca se aprecia en los ropajes, con pliegues duros y profundos de rígidos quiebros. Las fisonomías muestran una nobleza de rasgos ideales. Pero todo ello sentido con gran corporeidad, destacando los valores plásticos de paños y rostros.


Foto Chuty.net