01 - Encuentro en la Puerta Dorada de San Joaquín y Santa Ana

Encuentro en la Puerta Dorada de San Joaquín y Santa Ana

    Este abrazo místico de los esposos ante la Puerta dorada del templo de Jerusalén, nos introduce en una escena inmaculista.
    San Joaquín presenta hermosa cabeza con barba oblonda, en plena edad viril, con túnica y amplio manto, con diagonales inferiores, en juego de composición. Frente a él, Santa Ana, de buena edad y análogo ropaje. Ambos se abrazan con profunda unción sagrada. El artista persiste en el afán de la curiosidad y de la búsqueda de realismo de los rostros de los personajes. La figura de los santos, son de enérgicas facciones, como si se retratara de modelos vivos. Es un criterio estético que a adoptado el artista de una objetividad absoluta, que cada figura sea un retrato y que todos los accesorios se traten con sumo detalle.
    Coloca fondos vivos de arquitectura y paisaje. Concibe las telas con unos plegados suntuosos. Estas pinturas tienen ambientación escénica con planos arquitectónicos muy simples y alisados, con predominio de volúmenes cúbicos y líneas paralelas, y con un juego de luces muy netas y contractadas.

foto Chuty.net