Extremadura‎ > ‎Destinos‎ > ‎

Plasencia


Plasencia, llamada "La perla del Valle", pasó de ser un castro celta, a campamento militar romano, reconquistada por los árabes y fundada por  Alfonso VIII de Castilla, con el lema "Ut placeat Deo et Hominibus" (para agrado de Dios y de los hombres), como figura en su escudo.
Está situada al norte de la provincia de Cáceres en la importante Ruta o Vía de la Plata, su gran patrimonio histórico-artístico está muy ligado a la Iglesia por haber sido Sede Episcopal, también llegó a tener tres Universidades.
Concebida desde su origen como una fortaleza su recinto amurallado que se comenzó a levantar en 1198 se componía de 70 torres, construidas en mampostería de sillarejo y siete puertas, de Trujillo, de Coria, Berzocana, del Sol, Talavera, del Clavero  y del Salvador.
La Edad Media fue la época de máximo esplendor, junto a la muralla destaca un acueducto medieval (s XVI), la Catedral Vieja con portada románica, luce un magnífico arco de medio punto, comenzó a construirse en el siglo XIII, ampliándose en el XV. La Catedral Nueva comenzada ene l 1498 y durante el siglo XVI de estilo renacentista. Diferentes iglesias y conventos se suman al importante legado de monumentos religiosos. 
La edificación militar, murallas y puertas, y la civil que durante la baja Edad Media y el Renacimiento enriquecen todo el conjunto patrimonial. Muchos de los residentes de Plasencia eran nobles y aristócratas  que mandanron construir bellos palacios y casas señoriales como el Palacio de los Marqueses de Mirabel, el Palacio Municipal , en la Plaza Mayor, el Palacio de los Monroy, Palacio Episcopal, Casa del Deán, Casa de las Argollas o de Juana la Beltraneja. 

Al patrimonio monumental hay que añadir el imortantismo patrimonio natural, en Plasencia se encuentra el único Paisaje Natural Protegido de Extremadura, Valcorchero y Sierra del Gordo.
Desde Plasencia se puede visitar el Valle del Ambroz, Valle del Jerte, La Vera, la ciudad romana de Cáparra, y el Parque Nacional de Monfrague. 

En la ciudad la vida cultural y el ocio tiene un abanico de posibilidades desde visitar museos, exposiciones, bibliotecas, actos culturales y conciertos.