Extremadura‎ > ‎Destinos‎ > ‎

Coria


Caura capital de los vettones, pueblo prerromano de origen céltico, su territorio se asentaba en las actuales provincias de Ávila, Cáceres, Salamanca, Toledo y Zamora, así como parte de Portugal. Los vettones vivían en castros, eran guerreros se dedicaban a la ganadería y agricultura siempre en los campos alrededor de sus castros. Su animal emblemático era el toro. (S VIII-VI a deC.)
Conquistada por los romanos tomó el nombre de Caurium, pasó a formar parte de la Lusitania, después suevos y visigodos, en tiempos de Constantino entre los años 313-337 se convierte en sede Episcopal. Durante la ocupación musulmana  la ciudad se llamó Alkarika .
El Rey Alfonso VII reconquistó definitivamente la ciudad, reinstauró la sede episcopal, al final la ciudad quedó incorporada como marquesado a la Casa de Alba.
Coria es una ciudad amurallada desde los romanos, seguidos por los árabes con cuatro puertas de acceso. Su Castillo se construyó desde los años 1472 en adelante, la catedral de Santa María gótico-plateresco y barroco, dentro podemos disfrutar de una muy buena colección de pintura, escultura y orfebrería.
La antigua Cárcel Real de 1686 es actualmente el Museo de la ciudad.  Muy bello el puente viejo del siglo XV-XVI, construido sobre otro de origen romano.
Otros monumentos importantes son el Palacio Episcopal, Palacio Ducal, Ayuntamiento Viejo y  el Convento de la Madre de Dios.

Famosa es su fiesta los “Sanjuanes”, de origen vetton los que hacían culto al toro y a la ganadería. 
Coria es un importante centro comercial, se encuentra en el Valle del Alagón, buenas tierras de cultivo. Coria limita con la Sierra de Gata al noroeste, con Tierras de Granadilla al norte, la Comarca de Monfrague al Sureste.